No, no son demasiadas redes sociales

Desde la llegada de Buzz, cada vez oigo a más gente quejarse de que tenemos demasiadas redes sociales. ¿Acaso no fue un salto importante para nuestros padres pasar de tener dos canales de televisión a tener decenas en los ’90? Entonces, ¿por qué tanto revuelo con las redes sociales?

Pues en primer lugar porque los cambios que antes llevaban varios años hoy se producen en meses. Podría estar mucho tiempo intentando explicarlo, pero este video que me llegó hace tiempo gracias a @nvanderv resulta más entretenido.

Pero creo que el verdadero problema es que aún no hemos aprendido a enfrentarnos a las redes sociales: queremos estar en todas, y eso es sencillamente imposible. Tampoco es posible ver todos los canales de televisión, escuchar todas las cadenas de radio o leer todos los periódicos, así que creo que la clave va a estar en la fragmentación de los públicos y la especialización de las redes sociales: como en los otros medios, los usuarios empezarán antes o después a utilizar sólo las redes que les resulten interesantes:

  • Por un lado, las redes sociales en las que estén presentes sus contactos personales: amigos y familia. Facebook es ya el líder indiscutible en este aspecto por número de usuarios, implantación y opciones, aunque en determinados grupos sociales (definidos por edad, nacionalidad, etc.) redes más pequeñas como Tuenti u Orkut tienen una gran aceptación. Los usuarios irán donde estén sus contactos, por lo que será imprescindible ganarse a los líderes de opinión y a los usuarios influyentes.
  • Por otro lado, habrá redes en las que los usuarios puedan llevar a cabo relaciones estrictamente profesionales, sencillamente porque no se pueden usar los mismos canales para enseñar a la familia las fotos del veraneo que para cerrar un negocio de varios miles de euros. Aquí parece que la partida la tienen ganada LinkedIn y Xing por número de usuarios, pero no sería de extrañar que en determinados sectores triunfasen redes independientes, por ejemplo, una red sólo para periodistas o sólo para ingenieros.
  • Sin duda existirán redes “generalistas”, en los que prácticamente todo tenga cabida. Para mí quien más posibilidades tiene de asumir este papel es Twitter, tanto por implantación actual como por la filosofía y la estructura de funcionamiento. Posiblemente Buzz adquiera este mismo rol gracias a su integración con Gmail, si consigue terminar de implantarse. El tamaño de Facebook, y el hecho de que ya se use tanto personal como profesionalmente, hacen que también vaya a ser una red “generalista”, al menos de momento.
  • Lo que en mi opinión está aún por explotar es la especialización. Habrá muchas redes sociales temáticas, más pequeñas: cocina, viajes, coches, informática, etc., del mismo modo que ahora hay foros de usuarios (que considero como una versión beta de las redes sociales). Otra vez hay que contar con Facebook, ya que los Grupos pueden actuar como redes especializadas, pero parece difícil poder hacer un desarrollo totalmente especializado para una temática dentro de Facebook y siempre estaría vinculado a una gran cantidad de datos privados, lo que es un problema para usuarios celosos.
  • Y por supuesto tenemos que hablar de las Identity Wars, que Enrique Dans define como la lucha de los diferentes servicios por convertirse en las nuevas “páginas blancas”. En algún momento alguna de las redes existentes se convertirá en la “red de identificación”, algo parecido a un directorio con un perfil mínimo de todos los usuarios. Servirá para poder encontrar a cualquier persona y poder contactarla; y, por otro lado,  será un identificador con el que acceder a todas las Web que requieran registro en vez de necesitar una contraseña para cada sitio que visitamos. Aunque destacan Google Profiles, OpenID y Facebook, que ya permiten entrar con tu usuario a infinidad de sitios web, potencialmente casi cualquier red podría acabar dominando este campo, y creo que Microsoft tenía esto en mente cuando lanzó WindowsLive a través de Hotmail.

En resumen, creo que todo el mercado de las redes sociales tiene aún que madurar mucho. Los usuarios, las empresas y los medios acabaremos siendo más selectivos, igual que hoy lo somos con la televisión, y el mercado publicitario sabrá adaptarse y aprovechar las oportunidades del nuevo terreno de juego.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s