Wolfram Alpha, el arma de Bing contra Google

Que Google es el rey de los buscadores de Internet es algo que está fuera de toda duda. Que a Microsoft eso le lleva jorobando años, también está más claro que el agua. Así que es lógico que Microsoft intente plantarle cara a Google en su terreno, y de ahí toda la historia del nacimiento de Bing y la consiguiente guerra abierta de la que ya he hablado. Tengo que reconocer que siempre he visto a Google muy por encima de los intentos de Microsoft, como si jugase a otra velocidad y fuese capaz de responder a cada movimiento de los de Bill Gates con una jugada maestra. Hasta ahora… y de momento, claro.

El anuncio del acuerdo entre Bing y Wolfram Alpha es, en mi opinión, el mejor movimiento de Microsoft en toda esta guerra. Sí, a día de hoy Wolfram Alpha no es más que una anécdota en cuanto a cuota de mercado y poco más que un pasatiempo en cuanto a utilidad, pero el concepto que representa es el gran cambio en cuanto a los buscadores de Internet. Porque no es un buscador, es un “respondedor”, y  si la tecnología de Wolfram Alpha se desarrolla como cabe esperar, sobre todo sabiendo que cuenta con el equipo de Microsoft para ello, debería convertirse en el verdadero rival de Google.

¿Por qué? Pues porque gran parte de las búsquedas que se hacen en Internet no son en realidad búsquedas, sino preguntas. ¿Dónde está el Klimanjaro? ¿Cuántos años tiene Benedicto XVI? ¿Cuál es la distancia hasta el sol? Cuando le preguntas esto a Google su respuesta es un listado de enlaces a páginas que hablan del Klimanjaro, del Papa y del sol, y tú tienes que entrar en esas páginas y leer los contenidos en busca de tu respuesta. En cambio, si le preguntas a Wolfram Alfa obtienes directamente las respuestas que buscas: en Tanzania; 82 años, 6 meses, 28 días; 0.9896 AU (unidades astronómicas). Además, cuando entras en las páginas a las que te dirige Google no tienes forma de saber si la información es fiable o si estás leyendo el blog de alguien que en realidad no sabe absolutamente nada y se ha inventado los datos, mientras Wolfram Alpha te da una respuesta totalmente fiable y contrastada. Pregúntale si Dios existe, por ejemplo.

La utilidad de Wolfram Alpha es clara. Tanto que de hecho Google ya ofrece algo similar cuando buscas la conversión de moneda o de unidades métricas, pero no llega más lejos. Está claro que aún queda muchísimo por desarrollar para que el buscador entienda mejor la estructura de la pregunta, que tenga más datos almacenados, que puedas preguntar cualquier cosa, que esté en más idiomas… pero sinceramente creo que es una herramienta con un grandísimo potencial.

Lo mejor de todo es que la idea de Bing ni siquiera es nueva. Por lo que yo se la idea de Ask Jeeves era similar, aunque no pudo combatir el torrente de Google y hoy Ask.com no es más que otro buscador. Imagino que el tener a Bill Gates detrás puede suponer el empujón a este proyecto, que puede convertirse en la nueva forma de tener todas las respuestas. E imagino que Google, si encuentra la forma de hacerlo económicamente beneficioso, trabajará en su propio “respondendor”, pero de momento no le veo la utilidad para un anunciante, por ejemplo.

One thought on “Wolfram Alpha, el arma de Bing contra Google”

  1. Pingback: Trackback

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s