¿Cuál es la gracia de RockMelt?

Integración Rockmelt-Facebook
La integración de Rockmelt y Facebook: puedes ver hasta vídeos sin visitar la página de perfil.

Hace un par de semanas las páginas Web dedicadas a temas de tecnología, Internet y redes sociales se llenaron de artículos sobre el lanzamiento de RockMelt, el denominado “navegador social”. Tras jugar con él un tiempo creo que para ser realmente un navegador social debería considerar más redes que Twitter y Facebook, pero sí es cierto que si tu vida gira en torno a Facebook este navegador te encantará por una razón muy simple: no tienes que tener la página de Facebook abierta, sino que te enteras de todo directamente desde RockMelt.

 

El navegador en sí está está basado en Chrome. Eso significa que en lo que se refiere a visitar páginas web no te vas a encontrar ninguna sorpresa, salvo quizá algunos CSS que no se ven como deberían (no entiendo por qué, pero bueno). También conocemos ya la “barra para todo” y la opción automática para traducir páginas de otros idiomas, y parece que todas las extensiones de Chrome funcionan y que los problemas/soluciones también son comunes. Pero vamos a ponernos con todo lo que hace de RockMelt “el navegador social”, las pequeñas y grandes cosas que han conseguido que yo empiece a dejar de lado a mi querido Firefox.

La primera diferencia con los demás navegadores son los bordes. Este es el gran diferenciador de RockMelt y sin duda lo mejor de su estructura. En el lado de la izquierda tienes un botón desde el que puedes actualizar tu estado de Facebook o escribir un Tweet; y debajo tienes tus contactos de Facebook (puedes filtrar a tus favoritos) para hacer prácticamente todo lo que quieras: leer sus actualizaciones, escribir en su muro o un mensaje privado, compartir un enlace o chatear. La gracia es que para hacer todo eso no tienes que visitar la página de Facebook correspondiente, sino que se hace todo desde una ventana desplegable.

En el lado de la derecha tienes, para empezar, un botón condenado a la extinción (sirve para enviar invitaciones a RockMelt). Pero justo debajo puedes configurar un lector para seguir tu timeline de Twitter, dos botones para recibir todas las actualizaciones y notificaciones de Facebook y un excelente lector de RSS para seguir tus blogs favoritos. Este borde es sin duda mi parte favorita de RockMelt y creo que es un gran diferenciador, sobre todo teniendo en cuenta que Chrome por alguna inexplicable razón ni siquiera tiene marcadores dinámicos integrados.

Rockmelt RSS Reader
El lector RSS te avisa de nuevas entradas, te muestra el principio de cada artículo e incluso te muestra imágenes. Sencillamente genial.

La última de las funciones “sociales” es un sencillo y práctico botón de compartir, situado al lado de la barra de navegación, que te permite publicar el enlace de la página que estás viendo en Facebook o en Twitter (con una URL corta) añadiendo tu propio comentario o usando el texto por defecto. La verdad es que me resulta más útil que las diferentes extensiones y plugins que he probado en otros navegadores.

La otra gran diferencia de RockMelt es la caja de búsqueda, que no termina de convencerme. Al verla pensé que funcionaría como la de Firefox que tanto echo de menos en Chrome y que permite escoger, en cada búsqueda, qué motor utilizar. Por su parte, la caja de búsqueda de RockMelt lo que te permite es navegar entre los resultados sin necesidad de vistar las páginas. Es una especie de Google Preview pero a tamaño completo, lo que lo hace mucho más útil. Además, para ver los resultados de tu búsqueda no tienes que ir a la página del navegador sino que aparecen en una ventana desplegable muy cómoda.

En mi opinión la búsqueda en Firefox está mucho mejor pensada, porque puedes buscar directamente una definición en la Wikipedia o la RAE o una traducción en WordReference, con lo que ahorras mucho tiempo porque estás filtrando los resultados desde el mismo navegador al hacer la búsqueda. A cambio, cuando buscas en RockMelt (utilizando la caja de búsqueda o la “barra para todo”) entre las opciones de autocompletar te aparecen los nombres de tus amigos en Facebook, lo que sí me parece una buena idea.

Entre las cosas que no me han gustado de RockMelt, aparte de la caja de búsqueda, la primera es que no haya una forma de gestionar una página de Facebook, aunque sólo sea actualizar el estado y postear enlaces. Me sorprende porque no creo que sea demasiado complicado, y viendo que sí han pensado en estas y te permiten integrar varias cuentas de Twitter. Además, mientras todos los navegadores “grandes” están en todos los idiomas imaginables RockMelt sólo está disponible en inglés, y a mí personalmente hay muchas veces que me da problemas con el lector de Twitter.

En cualquier caso, RockMelt es un nuevo competidor muy serio en el mercado de los navegadores, sobre todo contando con los 500 millones de usuarios de Facebook y el crecimiento imparable de Twitter. ¡Todo sea por seguir dejando a Internet Explorer 6 en el olvido!

2 thoughts on “¿Cuál es la gracia de RockMelt?”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s