La decepción de “Los anuncios de tu vida”

Imagen del programa que presenta Manuel Campo Vidal

Desde que a principios de semana me enteré de que TVE1 iba a empezar a emitir un programa sobre publicidad, he estado deseando verlo. Según las noticias, debía ser un programa que analizase la evolución de la sociedad española en los últimos 50 años a través de los anuncios que se han emitido en la televisión (Isa Díaz dirá que, de nuevo, se olvidan de la radio). Y por fin ha llegado el día: ahora mismo estoy viendo “Los anuncios de tu vida”, y la verdad es que me está decepcionando bastante.

Para empezar, están emitiendo la mayor parte de los anuncios “censurados”: están cortando la parte final en la que seguramente aparece la marca, el producto y hasta un eslogan. Para cualquier persona que entienda de publicidad, esto es directamente un sacrilegio. ¿Cómo vamos a entender un anuncio si no vemos el final? Un buen anuncio necesita ese cierre porque es lo que le da sentido. Me parece un error garrafal y que espero que corrijan en las próximas semanas: los anuncios son como son y emitirlos intentando ocultar marcas es incoherente, porque ¡estamos hablando de publicidad!

Y es que los anuncios no se han categorizado de ninguna manera: ni por fechas, ni por contenidos, ni por productos, ni por agencias… nada. El orden parece ser totalmente aleatorio, no hay un hilo conductor que nos lleve de un anuncio a otro, de una época a otra o de una sociedad a otra. Ni siquiera sabemos de qué año es cada anuncio. Si el objetivo del programa es analizar la evolución de la sociedad EN EL TIEMPO a través de los anuncios, se hace imprescindible situarlos en su contexto temporal: de qué año estamos hablando, qué pasaba en el país en ese año… no se puede analizar si no hay información.

Tampoco me gustan los vídeos “recopilatorios” que están haciendo en los que juntan varios anuncios, porque no dejan los anuncios enteros (sólo emiten unos segundos de cada uno) y, en algunos casos, sustituyen todos los sonidos por una canción. No te explican por qué han juntado esos anuncios o qué representa ese vídeo.

Lo único que me ha gustado es la idea de complementar los anuncios con las entrevistas a diferentes invitados. Si se hace bien, los invitados pueden aportar su conocimiento, sus experiencias o simplemente anécdotas sobre la publicidad española. Pero para eso, de nuevo, es necesario que haya un hilo conductor claro.

Se está acabando el programa. Espero que para la semana que viene se tomen en serio lo de ser un programa que analiza la evolución de la sociedad española en los últimos 50 años a través de los anuncios que se han emitido en la televisión. Yo desde luego, no voy a aguantar otra hora entera como la de hoy.

EDITO:

Dejé un mensaje en la página de Facebook del programa sobre el tema de censurar las marcas. En un excelente uso de las redes sociales, esta misma mañana me han contestado que “con la nueva ley de financiación no se puede emitir publicidad (o marcas) por TVE desde el pasado año. El equipo del programa ha pulido los anuncios lo más posible para que apenas aparezcan las marcas y poder cumplir la ley al máximo. Se han conservado las marcas en los anuncios que era imprescindible para comprender el mensaje del spot y el hilo argumental del vídeo.”

En mi opinión, y tal y como he contestado en la misma conversación en Facebook, considero que precisamente al no poder emitir publicidad TVE debería ser la cadena que mejor puede tratar el tema con transparencia, como datos históricos: esta marca hizo este anuncio en este año. Incluso como programa divulgativo para que los ciudadanos conozcan la historia de España y el mundo de la publicidad.

Si somos tan estrictos tampoco se puede hablar de cine (porque también es hacer publicidad de las películas), de música (se hace publicidad de discos) o incluso de ciertos deportes: ¿os sabéis los nombres de los equipos que corrieron en 2010 la Vuelta Ciclista a España? “EUSKALTEL – EUSKADI”, “ANDALUCIA – CAJASUR”, “COFIDIS, LE CREDIT EN LIGNE”, “QUICK STEP”, “RABOBANK”…

17 thoughts on “La decepción de “Los anuncios de tu vida””

  1. Estoy completamente de acuerdo. Los vídeos recopilatorios parecían una sucesión de imágenes sin sentido fuera de contexto. Me hubiera gustado más profundidad en el análisis explicando, como bien dices en tu post, el contexto histórico, económico y social del momento en el que se emite. En cuanto a lo de cortar los anuncios es simplemente un sacrilegio, toda historia tiene introducción, nudo y desenlace y los anuncios son historias que sin el final te dejan un mal sabor de boca. Para mí, las mejores partes las de Quequé pero se agradecería que dirán datos de los anuncios (Año, Agencia, Producto).

    Yo le daré otra oportunidad la próxima semana por si deciden introducir algunos cambios, porque otro programa igual yo no lo aguanto!!

  2. No he podido ver aún el documental, peor había oído eso de que cortaban las marcas y me chocó muchísimo. Lo veo una gran bobada la verdad.

    A ver si esta tarde lo veo y opino😛

    Gracias por compartir en twitter tu crítica!

  3. He leído durante esta semana varias entrevistas con el conductor del programa, con Manuel Campo Vidal, y también me chocó la idea de cortar los anuncios y eliminar al máximo las marcas.

    Dice que lo analizaron los Servicios Jurídicos de RTVE y que han optado por respetar al máximo la idea de prescindir de las marcas. No lo entiendo, la verdad. ¿Como se puede emitir un programa de publicidad en televisión sin contar con los anunciantes?

    No veo ánimo de lucro ninguno por parte de TVE, por lo que no me explico la necesidad de recortar los spots. Como tú dices, siendo así de exigentes, no se podría emitir la mitad de los programas que están actualmente en parrilla.

    ¿Alguien ha visto alguna vez España Directo? Ya han sido sancionados varias veces por sus “publirreportajes”…

    El ciclismo, el baloncesto, ¡los telediarios!, es prácticamente imposible omitir las referencias a las marcas, y en un programa sobre publicidad, más aún.

    Una incoherencia absoluta.

  4. La publicidad es parte de la historia de la televisión y pensé que como tal la tratarían. Aunque salgan anunciantes, no deberían ser susceptibles de haber pagado a TVE por salir. De hecho, estoy segura de que algunos preferirían que se borraran sus primeros spots…

    Tenía muchas ganas de ver el programa, pero hasta hoy no he tenido tiempo. Llevo la mitad y coincido contigo:

    – Si no puedes poner publicidad, no hagas este programa. Al capar los anuncios, pierden el sentido. Tampoco entiendo por qué el subtítulo del programa es “La publicidad de principio a fin”, porque está claro que no se cumple.

    – Es un popurrí, parece que tienen un bombo con 25.000 spots y los van sacando aleatoriamente: “hablemos de meriendas, ahora de machismo, ¿y si metemos también a la generación de los 80?” No hay nexo, no entiendo cuál es el criterio que han seguido.

    – Lo mismo pasa con los invitados. Parece una charla entre amigos, en la que cada uno habla de lo que le parece en el momento, sin criterio definido.

    Además de lo imprescindible, un hilo conductor en el programa (el que quieran, pero uno solo), echo en falta una pequeña ficha técnica de cada spot, con lo básico: anunciante, producto, año, agencia.

    Por cierto, en esta promo sobre el programa, que ha colgado El Publicista en Youtube, se ven y se oyen las marcas de los spots: http://www.youtube.com/watch?v=9SSHoVXVy5E

  5. @PatriTezanos: Gracias a ti por llegar hasta aquí y dejar un comentario!

    @IdeasEfímeras: creo que con este programa, por incluir la palabra “publicidad” en el título, se la han querido coger con papel de fumar. Y precisamente en este programa no hacía falta, porque si va de publicidad habrá que hablar de marcas y productos que se publicitan, ¿no?

    @Isa: De acuerdo con todo, pero yo sí veo un potencial en las entrevistas con los invitados. No como se han hecho en el primer programa, pero creo que sí pueden aportar mucho. Y gracias por el enlace al Trailer😉

    1. Me parecen interesantes que hagan entrevistas y de hecho, han llevado a algún interlocutor que tiene mucho que aportar, pero creo que no lo han sabido aprovechar, ha quedado como el resto del programa, metido a calzador, sin ton ni son.

  6. Acabo de dejar un comentario en FB en los mismos términos y luego he leído esta página y el interesante comentario final sobre que la nueva ley de televisión impide emitir publicidad ( marcas )…

    Pues miren ustedes, señores de la aséptica y reglamentaria tele pública, si ustedes no pueden sacar marcas, ¿ qué coños hacen con un programa que, en definitiva, va de marcas ?.

    Como he dicho en FB, este programa es una sucesión de “anuncius interruptus” lo que crea un desasosiego y una frustración sin igual que, aderezada con un presentador orientado a telediarios y debates públicos convierten a este programa en un verdadero engendro no apto para seres por encima de los dos años de edad o por debajo de los 90 con alzheimer.

    Estando en el cajón como estaba y con tanta pulcritud pubicitaria, más hubiera valido dejarlo donde estaba o pasárselo a Antena 3 que de eso de publicidad saben un rato.

    Y, por dios, que quiten al menos el molestísimo circulito de colores que tapa medio anuncio.

    Como decía el castizo, o chingamos o comemos sopa. Pues eso.

  7. @Quini Jiménez: imagino al ver tu comentario que el programa de ayer fue exactamente igual que el primero, sin variar una coma. Reconozco que no lo vi porque me fui a dormir pronto, y que me alegro de no haber aguantado. Es una pena que cojan una buena idea y la destrocen de esta forma. Al menos lo del circulito de colores, que también se lo dijeron por Facebook y contestaron que verían qué se podía hacer, lo podían haber corregido: ¡no sirve de nada escuchar al público si luego no haces ni caso!

  8. En el Feisbú me han puesto verde porque he dicho “coito” y que no me gustaba la forma de llevar la idea, muy buena, a la práctica. Luego he sido más políticamente correcto, gastando más dedos y más teclado para decir lo mismo, y la cosa ha cambiado un poco. No me llames hijoputa, llámame descendiente de mujer de vida disoluta y padre conocido pero no jurídcamente registrado. Manda webos.

    La segunda entrega, más de lo mismo. Anuncios capados, algunos invitados que no venían a cuento ni con calzador. ¿ Qué narices pintaba allí Ivonne Reyes ?. Es un placer para los sentidos esta mujer, sin duda, pero en esto no tenía nada que decir ni que aportar.

    El circulito, que parece que es un arcoiris, joder con el naif, en el mismo sitio y tapando el 25% de la imagen.

    Los anuncios sin terminar y los popurris de imágenes incoexas por doquier.

    Sin hilo argumental, ni cronológico, ni documentados, ni nada. Y con el Keké, a quien le debe escribir el guión un empleado de pompas fúnebres añadiendo dramatismo a su ya dramática interpretación de la cosa.

    Curiosamente en su sección: “¿ Cómo termina este anuncio ?” es en la única en que dejan que veamos el final del anuncio. A ver si el próximo día el “concurso” va de como termina ese de “Leche, cacao, avellanas y azucar…..” mmm-mmm-mmmmmm. Lo mismo lo acierta alguien.

    Parece mentira que TVE, que ya no rinde pleitesía a las marcas, sea tan escrupulosa.

    Si yo fuera anunciante, les DEnunciaría porque, digo yo, ¿ Por qué puede salir impunementa CocaCola o Iberia o Renfe o Philips y no otras marcas ?. Quizá porque sus anunciantes, más zafios y menos innovadores, hacían publicidad directa, sin historia, sin eslogan, sin un final sorpresa. Aquellos que apostaron porque el anuncio fuera una brevísima historia con final impactante se quedan sin que su valor y su marca se queden ahora en el ostracismo.

    Este programa debería emitir los anuncios completos y tendrían menos problemas y no nos quedaríamos tan frustrados.

    Si digo esto en el mojigato feisbú me matan JAJAJAJAJAJJA.

    Saludos.

  9. PS1. Perdón por las incorrecciones gramaticales anteriores pero he escrito a toda pastilla.

    PS2. En el feisbú no existe el botoncito “No me gusta” con lo que se supone que todo el que está ahí dentro “le gusta” y los que “No nos gusta” no somos bien recibidos. Un poquito onanista ( uys, perdón ) el feisbú.

  10. @Joaquín Jiménez: pues ya ves que en el facebook tienen defensores del programa. Y tienen toda la razón en que entretiene, pero coña, hacer un análisis de publicidad y decir que no pones la publicidad es un poco tontuelo. Por lo que oigo, no lo volveré a ver. Con suerte, alguien en la Universidad decide hacer una versión decente con cuatro pesetas.

  11. Le di una segunda oportunidad el jueves y solo me sirvió para cabrearme y robarle media hora al sueño. ‘Los anuncios de tu vida’ desprende un tufo a refrito (al estilo de los navideños) para ocupar la programación.

    Sería un buen programa para Canal+, donde son expertos y muy meticulosos en la producción de sus espacios.

    Lo único que saqué en claro es que creen tener un hilo argumental. El programa 2 iba sobre la música y el 1… ¿sobre la publi en general?¿Sobre el ser humano? Aún no lo sé.

    Se agradecen los minutos finales, donde hablan los expertos, pero es escasísimo. Aunque sea un programa de entretenimiento general, creo que sus aportaciones son interesantes tanto para profesionales de la publicidad como para cualquier espectador. Como ejemplo, Isabel Yanguas hablando sobre la logística que tuvieron que poner en marcha para rodar un spot con decenas de bebés.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s