Lo que debes saber sobre influenciadores y embajadores de marca

Este post fue publicado originalmente en el blog de Sysomos.

Una de las principales características de las redes sociales es que han transformado la estructura de los medios de comunicación. Hemos pasado de los grandes medios de masas (televisión, radio, prensa), donde sólo unos pocos autores tienen la capacidad de enviar un mensaje a miles de personas, a los medios sociales donde cualquier persona puede asumir ese rol -es tan fácil como abrir una cuenta de Twitter, un Blog o una cuenta de Instagram.

En este nuevo escenario los influenciadores (influencers) y embajadores de marca (brand advocates) se han convertido en una pieza clave de la estrategia de comunicación y marketing de empresas de todos los tamaños. Pero,  ¿cómo distinguir entre uno y otro? ¿Cómo saber quién puede ser un influenciador para nuestra marca? ¿Cómo podemos trabajar con ellos para alcanzar nuestros objetivos?

En esta presentación analizamos las diferencias principales entre influenciadores y embajadores de marca, así como la forma de encontrarles utilizando herramientas de inteligencia social como Sysomos Influence  y consejos para trabajar con ellos de forma que tanto nuestra marca como nuestros influenciadores y embajadores de marca obtengan el máximo beneficio de la relación.

Postmatic, o cómo devolver los comentarios a los blogs

Uno de los grandes pilares de la blogosphera es la sección de comentarios de cada blog, porque los comentarios siempre enriquecen el post original. Puede que simplemente añadan otros puntos de vista, pero por ejemplo si se trata de un post de ayuda (cómo hacer algo en el ordenador, comparación de productos, dónde encontrar algo, etc.) puede que los comentarios sean más útiles que el propio post. Y no lo digo yo: los comentarios son tan importantes que Google los tiene en cuenta para su PageRank.

Pero si las redes sociales tienen un lado oscuro es que se han comido los comentarios de los blogs. La conversación se ha movido a Facebook, Twitter o Google+, dejando las secciones de comentarios de muchos blogs completamente vacías. Y aunque eso tiene su lado positivo (más visibilidad, más actividad alrededor del post, etc.) también hace que las conversaciones se pierdan con el tiempo.

Por eso creo que cualquier herramienta que busque revitalizar la sección de comentarios merece un aplauso. Al final se trata de hacer que dejar un comentario sea lo más fácil posible, y el típico formulario en el que tienes que dejar tu nombre y tu correo electrónico es una barrera más, sobre todo cuando se crea un diálogo con los mismos usuarios dejando varios mensajes en respuesta a otros comentarios. Disqus, Livefyre y otros servicios han hecho mucho permitiendo a los usuarios usar su cuenta de Twitter o Facebook para dejar comentarios. Pero hace unas semanas descubrí Postmatic gracias a este post de Danny Brown, y creo que es el camino a seguir.

Postmatic es un plugin para WordPress que permite gestionar los comentarios desde el correo electrónico. Es decir, hace que comentar sea aún más fácil para los lectores porque no tienen ni que visitar el blog. Todo ocurre en el correo electrónico, que además es una herramienta que siempre funciona: hay quien puede ver el formulario para dejar un comentario y perderse entre opciones de cuentas, captchas, campo para URL… pero todo el mundo sabe sabe usar su correo electrónico sin problema.

El proceso es muy simple: cuando un usuario suscrito a mi blog recibe mi última post en su bandeja de entrada puede dejar un comentario contestando al correo electrónico, y su mensaje se publica automáticamente en el post. Si otra persona deja otro comentario, o responde a su mensaje, el primer usuario recibe otra notificación y puede contestar otra vez directamente desde el correo electrónico.

El resultado final es que Postmatic hace que la gente se anime más a seguir con la conversación que si tienen que visitar el blog y rellenar el formulario cada vez que quieren dejar un comentario. El único inconveniente es que, si el sistema funciona, las estadísticas de tráfico pueden mostrar menos visitas, pero ¿quién necesita visitas si hay suscriptores activos que participan en la conversación?


Como nota personal, me gustó tanto la idea de Postmatic que cuando ví que la traducción al español no era muy buena me ofrecí a echarles una mano, y al final entre Miguel de Rojas y yo hemos rehecho toda la traducción (y seguimos trabajando para mejorarla). Para que no se diga que no contribuímos al futuro de la blogosphera.

WordPress SQL queries to change the site URL

Changing a WordPress site domain is a common practice for developers, as you normally don’t work using what will be the final website’s URL. While I believe Backupbuddy’s plugin tools to export and import a website are by far the easiest way to move a website to a new URL, it can also be done directly on the database with this four SQL queries that:

  • Change Siteurl & Homeurl
  • Change GUID
  • Change URL in Content
  • Update Post Meta
UPDATE wp_options SET option_value = replace(option_value, 'http://www.oldsiteurl.com', 'http://www.newsiteurl.com') WHERE option_name = 'home' OR option_name = 'siteurl';

UPDATE wp_posts SET guid = REPLACE (guid, 'http://www.oldsiteurl.com', 'http://www.newsiteurl.com');

UPDATE wp_posts SET post_content = REPLACE (post_content, 'http://www.oldsiteurl.com', 'http://www.newsiteurl.com');

UPDATE wp_postmeta SET meta_value = REPLACE (meta_value, 'http://www.oldsiteurl.com','http://www.newsiteurl.com');

For more details on how this works, and a few more SQL queries for WordPress, I recommend this article on onextrapixel.com.

Cómo conseguir buenas fotos para tu blog, gratis

Una de las cosas que más quebraderos de cabeza nos da a los blogueros es conseguir buenas fotos para un post. No siempre vamos con la cámara a todas partes, no siempre nos salen las fotos bien (al menos a mí), no siempre tenemos ganas de diseñar algo y no siempre casi nunca queremos pagar por las fotos.

El problema es que muchos blogueros acaban tirando de Google, cogiéndo las fotos de donde sea y pasándose por donde todos sabemos no ya los derechos de autor, sino la educación y el respeto al trabajo de otros. Pero cuando se trata de blogs personales, hay otras formas de encontrar buenas fotos para prácticamente cualquier post sin tener que pagar nada. En general, con una mención al autor y un enlace a su web tienes a tu disposición millones de fotos. Sólo hay que encontrarlas y pedir permiso. Aquí van tres formas de hacerlo.

Bancos de imágenes gratuitas.
Parece obvio, pero muchos blogueros no deben de saber que esto existe .Con un par de búsquedas en Google aparecen varios bancos de imágenes gratuitas, como MorgueFile. Y sin ser un banco de imágenes, las fotos de Wikipedia suelen tener licencia para reutilizarlas. Eso sí importante leerse siempre la licencia de cada foto para saber si es necesario enlazar al autor o no.

Buscar imágenes con licencia para reutilizarlas.
Otra obviedad: si buscas imágenes en Google puedes filtrarlas por licencias de reutilización, reutilización con modificaciones y reutilización para uso no comercial. Flickr tiene exactamente el mismo filtro, con la ventaja de que es muy fácil identificar al autor para mandarle un mensaje y pedirle permiso. Yo lo hice cuando sin imaginármelo acabé participando en una carrera de bicicletas sobre hielo y tuve que buscarme la vida para encontrar fotos del evento.

Imágenes de otros blogs.
La opción más tonta: buscar en Google posts que hablen del mismo tema que vas a hablar tú, encontrar blogs de gente como tú y, en vez de robar las fotos, pedirlas. Yo normalmente mando un mensaje o un tweet explicando que es para mi blog personal con el que no gano absolutamente nada de dinero, y por supuesto ofrezco antes de que me lo pidan enlazar a su blog y dar crédito por la imagen. Y me funciona a las mil maravillas, porque no hay bloguero que no se sienta halagado y que no quiera ver un enlace más hacia su página web. Así que todos salimos contentos, yo con las fotos y ellos con los enlaces, y es una forma de conocer otros blogs y blogueros majetes. Esta misma semana he usado esta vía para encontrar fotos sobre un sitio de Sudáfrica en el que estuve y quería publicar un post pero no tenía fotos, y en menos de una hora las conseguí.

Así que ya sabéis, nada de robar fotos cuando es tan fácil (y gratis) ser una buena persona.