TuentiAds: publicidad en Tuenti al alcance de todos

Creo que el anuncio de TuentiAds como plataforma de publicidad en Tuenti es muy bueno para ofrecer a las empresas pequeñas acceso a la publicidad en redes sociales. Atrás queda la ingeniería matemática y semántica que requiere una buena campaña en Google Adwords, donde hay que saber encontrar las palabras clave de nuestro negocio, configurar las opciones para que sólo aparezcan en búsquedas de determinadas regiones o idiomas, calcular los costes por palabra y click, etc. Cualquier pequeño negocio sabe hacer un perfil de sus clientes, y ahí es donde la publicidad en redes sociales se hace tan sencilla: haz tu anuncio; dime la edad, sexo y ciudad donde viven tu público objetivo; y dime cuánto te puedes gastar. Si más complicaciones.

Lo cierto es que me sorprende que Tuenti no contase ya con una plataforma de publicidad de este tipo, ya que por ejemplo Facebook o LinkedIn trabajan con herramientas muy similares desde hace tiempo. Eso sí, parece que en Tuenti se han esforzado en hacer el proceso realmente simple, y en crear un formato de publicidad visible pero que no resulte intrusivo para los usuarios (un banner flotante en las páginas de fotos).

Una herramienta muy interesante para los pequeños negocios. Pese a que 2011 parece haber sido un mal año para Tuenti, aún tiene más de 12 millones de usuarios y es uno de los sitios web con más páginas vistas de España, siendo precisamente las fotos su punto fuerte en cuanto a impresiones.

Comunicación digital: mejor segmentación y mejor precio

Hoy publica el blog de Esavicom una interesante entrevista con Cristóbal Fernández, director de comunicación de Tuenti. La verdad es que merece la pena leerse la entrevista al completo, obra de Isabel Otero, pero creo que hay que destacar estas dos respuestas de Cristóbal:

¿Qué le ofrecen las redes sociales a las empresas?

Las redes sociales son herramientas de comunicación imprescindibles, hoy en día, para los usuarios. La actividad en redes sociales ha superado a la del correo electrónico, por ejemplo. Permanecer ajeno desde el ámbito corporativo, institucional y político a esta realidad es desaprovechar oportunidades de diálogo y arriesgarse a ser considerado irrelevante.

¿Cómo pueden medir las organizaciones la eficacia conseguida con las inversiones que realizan en redes sociales?

La comunicación digital ofrece variables muy precisas de medición. En Tuenti, por ejemplo, una empresa que realiza una campaña publicitaria no está comprando grps en abstracto, está realizando una campaña hipersegmentada a usuarios concretos, individuos reales con un perfil sociodemográfico muy definido. Todas las campañas en Tuenti son segmentadas y aportan valor al usuario. Hablamos de personas no de cookies. Impactar al público más buscado es más preciso y entre un 50 y 70% más barato que en televisión, por ejemplo.

No se puede explicar de forma más sencilla: la web 2.0 ofrece a los profesionales de la comunicación la posibilidad de segmentar al público objetivo con la precisión de un neurocirujano y, además, sale más barato que aparecer en los medios tradicionales. Ambos factores contribuyen a que el retorno de la inversión, el famoso ROI, sea mucho mejor en una campaña digital siempre que esté bien planificada y se establezcan los elementos de medición adecuados (KPI, herramientas, plazos, etc.).

Twitter y la publicidad política

rubalcaba_rajoy_twitter

Cuando todavía falta algo más de un año para las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, a menos de dos meses para las elecciones generales en España y tras el gran éxito de la llegada de Mariano Rajoy a la red social, Twitter ha anunciado que empezará a distribuir anuncios políticos. Un gran paso para Twitter, que aspira a llevarse un buen pedazo del pastel de las campañas políticas (se estima que sólo la estadounidense ya supondrá un negocio de 1.000 millones de dólares) en un tiempo de crisis donde todos apuestan por el formato on-line por su mejor retorno de inversión. Pero quizá suponga también un paso para atrás para los políticos.

Por un lado, es completamente cierto que partidos pequeños que han basado su comunicación en internet y las redes sociales (en España desde UPyD hasta el Partido Pirata, pasando por Equo y decenas de alternativas más) tienen una nueva oportunidad de acceder a recursos que antes no estaban a su alcance: un anuncio en televisión o empapelar toda una ciudad resulta inviable para estas organizaciones, pero comprar un tuit promocionado resulta mucho más económico y, además, mucho más lógico para llegar al público objetivo que busca un verdadero cambio político. El problema está en el concepto: los políticos no deberían ir a las redes sociales a hacer publicidad y propaganda, sino a hablar con los votantes. Es una herramienta perfecta para conocer las demandas y preocupaciones de los ciudadanos, para dialogar con ellos en busca de soluciones. Invertir en los tuits promocionados puede tener sentido en un momento determinado, con mensajes muy generales como dar a conocer el programa electoral con un enlace o para apoyar un evento; pero no creo que sea una buena herramienta para pedir el voto como se hace con la publicidad tradicional y como me temo que algunos planean utilizar al pajarito.

Las redes sociales pueden ser excelentes plataformas publicitarias, pero en ellas todo gira en torno a las relaciones personales, la conversación y las emociones. El éxito de Barack Obama no fue encontrar un medio donde sus rivales políticos no se anunciaban, sino encontrar un medio donde entrar en contacto directo con sus votantes y hacerles partícipes de la campaña. Espero que los directores de comunicación de los grandes partidos sepan entender la diferencia.

Sexo, humor, fútbol y polémica: el secreto de un mensaje viral en España

Zombis Calientes del Getafe es la nueva campaña del Getafe Club de Fútbol para captar socios. A partir de un mensaje claro (“siendo más seremos más grandes”) han creado un vídeo que está corriendo como la pólvora por Internet, basado en tres sencillos pilares: sexo, humor y fútbol. Como guinda del pastel, el contenido un poco subido de tono ha hecho que YouTube lo elimine por infringir sus normas de uso dándole a la campaña un último aliciente: la polémica.

Así, cualquier sociólogo o profesional de la comunicación de cualquier rama estaría de acuerdo en que el vídeo suma todos los puntos necesarios para captar la atención y entusiasmar al español medio. El Getafe ha dado en el clavo a la hora de difundir su mensaje, porque lo difícil en una campaña viral es precisamente conseguir que los usuarios sientan el impulso de compartirlo. Falta comprobar si realmente consiguen aumentar el número de abonados.

Desde que MTV España lanzase el vídeo Amo a Laura la publicidad viral en España se ha convertido en una constante en nuestro país porque, cuando funciona bien, el mensaje se transmite a gran velocidad entre un gran número de personas y con un coste ínfimo, ya que son las propias personas quienes “relanzan” el mensaje hacia sus contactos. Las redes sociales se han convertido en la versión “hormonada” del boca-oreja, porque ya no hace falta esperar a ver a tus amigos para contarles algo: simplemente lo cuelgas en tu muro de Facebook o publicas un tweet.